Comunicar esperanza y confianza a las personas

Bajo el lema “Comunicar esperanza y confianza en nuestros tiempos”, el pasado 30 de septiembre, en el Aula Magna Mons. Manfredi se realizó el seminario de Comunicación de la Iglesia organizado por Meraki, con la colaboración de la Universidad Católica de Cuyo y el apoyo de la Comisión de Comunicación Social de la Conferencia Episcopal Argentina y el Arzobispado de San Juan de Cuyo.

Este encuentro tuvo como expositores al arzobispo de San Juan, Mons. Jorge Lozano; al padre Guillermo Ortiz, de Radio Vaticana y a las periodistas Verónica Toller, de FOPEA y Ana Woites, de AICA.

El principal objetivo que alentó la participación del público fue perfeccionar y profesionalizar la comunicación de la Iglesia, en el lugar de cada uno, en sus movimientos, en sus parroquias, en sus trabajos. Hubo participantes de diversas provincias como Tucumán, Buenos Aires, Santiago del Estero, Mendoza, La Rioja y de San Juan.

Conceptos relevantes

El primer disertante del seminario fue el arzobispo de San Juan, Mons. Jorge Lozano quien comenzó haciendo una reflexión sobre una frase que dijo el Papa Francisco en la 51º de Jornada Mundial de las Comunicaciones Sociales y que se convirtió en el lema que inspiró a este Seminario: “comunicar esperanza y confianza en nuestros tiempos”.  Unas de las reflexiones que propuso fue que la esperanza es una actitud frente a lo que está por venir y la confianza es una actitud frente a los tiempos actuales, a los cambios de hoy.  Por lo tanto, ¿cómo tener miedo a caminar con otros y a comunicar esperanza y confianza si Dios nos recuerda “no temas, yo estoy contigo”?  Desde este desafío de perseverar en la Buena Noticia, es desde donde habló Ana Woites, de AICA,  quien forma parte de un grupo de periodistas que comunican todos los días experiencias de la Iglesia, tratando de hacer visibles, entre otras cosas, las buenas acciones, que contagian e invitan a la solidaridad y a la caridad a personas de todo el mundo.

Desde los medios de comunicación, el padre Guillermo Ortiz, de Radio Vaticana, Roma reflexionó sobre la importancia de dedicarle tiempo a la oración, de no olvidarse de la mística entre tantas actividades que tenemos al día, sobre todo “mantenernos conectados con nosotros y con Dios, para verdaderamente comunicar esperanza y confianza a las personas”. Por su parte Verónica Toller, de FOPEA (Foro del Periodismo Argentino) manifestó que un comunicador debe ser testigo de lo que proclama, comunicar con su testimonio, ser coherente en la manera de vivir con lo que cree. “Las palabras no son inocentes ni impunes” es el nombre de su ponencia, y ya desde el título el público presente pudo entender que se trata de la responsabilidad que tiene el comunicador con las palabras. Las palabras no son inocentes, porque crean todo un mundo detrás de ellas. Por eso es tan importante especializarnos y formarnos, porque tenemos una oportunidad y un espacio muy poderoso que es la comunicación y mediante el cual podemos luchar fuertemente por algo. Toller invitó a ser puentes, a despertar y animarse a construir la realidad.

Paralelamente a las ponencias, se desarrollaron seis talleres en simultáneo, en los cuales los participantes pudieron reflexionar y aprender sobre cómo trabajar en  equipo, cómo crear material gráfico y difundirlo en las redes sociales, cómo comunicar lo que se quiere en los medios y cómo llevar adelante una comunicación de crisis. Los responsables de crear estos espacios fueron Virginia Bonard (responsable de prensa - Comisión Episcopal de Pastoral Social y Comisión de Drogadependencia), Adriana Luluaga (gerente de prensa de Canal 4 del Arzobispado de San Juan), Ariel Ocampo (Instructor de la Metodología Otse), José Miguel Illanes (fundador de Meraki), Pablo Rupcic y Dina Cuello (diseñadores gráficos y parte del equipo de Meraki).

El Seminario concluyó con la celebración de la Santa Misa en la Capilla Ntra. Sra. del Perpetuo Socorro del campus universitario.

Fotos

COOP. INTERNACIONAL